AEMET da un pronóstico de escasez de lluvia hasta finales de septiembre

El dominio del anticiclón a lo largo de esta nueva semana vendrá a sumar aún más días sin lluvia en amplias zonas de la península. ¿Algún cambio a la vista?

Una de las mayores preocupaciones de mucha gente a estas alturas del mes de septiembre y teniendo en cuenta la situación de nuestros embalses es qué escenarios de lluvia existen a día de hoy para la península a medio y largo plazo.

Y es que aunque bien es cierto que poco a poco el otoño va haciendo acto de presencia en latitudes cada vez más bajas, con descensos pronunciados de temperatura y la llegada de los primeros frentes, las mayores cantidades de precipitación se registran de momento únicamente hacia las regiones del cantábrico y en áreas del nordeste peninsular y puntos del Mediterráneo.

El mapa superior muestra las cantidades totales de lluvia para esta recién estrenada semana del 18-24 de septiembre, donde vemos cómo en gran parte del interior/sur peninsular las precipitaciones serán, de nuevo, prácticamente nulas.

Sólo hacia el norte peninsular y en ciertas regiones de la mitad este veremos algunas precipitaciones; en el cantábrico debido a la llegada de estos frentes desde el Atlántico, y las del cuadrante noreste peninsular en forma de chubascos y tormentas que se sucederán al paso de dichos frentes.

En el mapa queda en evidencia también el patrón de esta semana en el Atlántico, marcado por la presencia de un conjunto de borrascas que circularán a través del Atlántico Norte por latitudes superiores a la península, alcanzando de lleno al oeste de las islas Británicas, y sólo rozando el noroeste de nuestro país.

Para más adelante en el mes de septiembre, los principales modelos meteorológicos empiezan a plantear interesantes cambios sobre Europa y zonas aledañas, con la presencia de un potente anticiclón de bloqueo al norte del continente, que pueda provocar cierto desvío de la inestabilidad hacia el sur.

La infografía superior muestra precisamente cómo este anticiclón de bloqueo podría hacer que las borrascas del Atlántico Norte tiendan a bajar algo más al sur entre Azores y la península Ibérica, aunque todo dependería del papel que juegue el anticiclón de las Azores durante dicha configuración.

Y es que el anticiclón de Azores ‘hará puente’ sobre la península con este otro anticiclón del norte de Europa, provocando en España un probable aumento eventual de las temperaturas para situarnos cerca de los ¡35ºC! en algunas zonas hacia el 25-28 de septiembre, ya que quedaríamos por delante de toda esa inestabilidad del Atlántico, de modo que la dorsal se ubicaría sobre la península.

Pero es justo lo que pase después lo que determinará si nos veremos afectados o no por dicha inestabilidad, quizás en forma de algún frente desde el oeste algo más activo que pueda traer las primeras lluvias generosas al oeste peninsular; de momento es suponer demasiado.

En definitiva, pocas lluvias para amplias zonas del centro y sur del país de aquí a bastantes días vista, salvo el acercamiento de algunos frentes por Galicia, y chubascos y tormentas fuertes en puntos del noreste peninsular este jueves-viernes. Habrá que seguir de cerca estos posibles cambios.

Fuente: Extremadura 7 Días