Ubicación y Geografía

Al este de la provincia de Badajoz, en el corazón de La Serena, en un paisaje propio de la penillanura extremeña atravesado por el rio Zújar, se encuentra nuestra amable localidad de Campanario. 

Situada a camino entre Villanueva de la Serena y Castuera, colindando con poblaciones como Quintana de la Serena, La Coronada, Orellana y Castuera.

-Superficie: 284 km²
-Población: 5150 hab. (2015)
-Distancia a la capital, Badajoz:
140 Km por la A-5
-Coordenadas: Latitud: 38.8695574,
Longitud: -5.6391018
-Altitud- Distancia sobre el nivel del mar: 398m
-Gentilicio: Campanarienses
-Código Postal: 06400

Descripción del casco urbano:

El núcleo es de origen romano, y perteneció, después de la reconquista, a la Orden de Alcántara, teniendo bajo su dependencia como aldeas a Quintana y a La Guarda. Integrado asimismo en la Real Dehesa de La Serena.

En los alrededores de la población se han encontrado algunos restos romanos, como la lápida que, de acuerdo con la tradición, ocultaba la imagen de la patrona de la localidad, Nuestra Señora de Piedra-Escrita, que se custodia en el santuario del mismo nombre.

Su caserío, compuesto por edificaciones de mampostería encalada con acusados componentes de granito en las fachadas, resulta abundante en blasones nobiliarios que ponen de manifiesto la carga histórica de la localidad.

A Campanario pertenece la Aldea de La Guarda que se encuentra a 15 Km. de distancia.

Población

La población ha mostrado una línea irregular en su evolución, con un rápido crecimiento entre 1900 y 1910, descenso y aumento hasta 1940 y estabilización en la etapa 1940-1960. A partir de esta fecha comienza la emigración (igual que en el resto de la zona) alcanzado la población más baja a principios de los 80.

Actualmente los procesos migratorios de retorno están posibilitando el mantenimiento y ligero aumento de la población.

Medio Físico

El paisaje es el propio de la penillanura extremeña, con excepción de las zonas próximas a los ríos Guadiana y Zújar que pasan por su término municipal.
Su superficie es alomada con altitudes que oscilan entre 300 y 400 metros, aunque hay montes más elevados hacia el sur que llegan a 600 metros.

El terreno es árido, con afloramientos del granito al sur y al norte de pizarra, éstos muy característicos de Campanario, llamados localmente “dientes de perro”. Como toda la comarca, tiene escasa vegetación arbórea, con aprovechamiento propio de la dehesa; esto es, de llanura esteparia con pastizales y cultivos cerealísticos.

El clima es de tipo mediterráneo subtropical. La temperatura media anual es de 16, 2º C. Los inviernos suelen ser suaves, alcanzando una temperatura media de 8, 3º C.

La formación vegetal predominante es el pastizal y las tierras de labor donde abundan especies como el aguilucho cenizo, el cernícalo, la cigüeña blanca, las avutardas y otras especies típicas de estepa.