Rutas por la Serena

El nombre de La Serena proviene probablemente del término árabe Serna que significa llanura y extensión características del paisaje de la comarca.

Una comarca rica, con un enorme legado histórico, un impresionante entorno natural y una deliciosa gastronomía. La ganadería es la base de esta tierra cautivadora, con unos paisajes infinitos en los que contrastan los amarillos secos del verano con los verdes de las estaciones más húmedas.

La naturaleza constituye un marco privilegiado para la realización de actividades físicas, ya que a casi todo el mundo le resulta estimulante y gratificante salir al campo; lo que nos permite desconectar con lo cotidiano y la rutina.

En eso consisten las Rutas Senderistas, actividad física en la naturaleza que recorre los distintos parajes de nuestra geografía; senderos de dificultad baja, media y alta. Estas rutas de senderismo se complementan con actividades deportivas, juegos o visitas culturales.

Os dejamos algunas de estas rutas senderistas que pasan por nuestra localidad.

Ruta Histórica: “La línea del Frente Extremeño en el valle del Guadalefra”

La Ruta se inicia en los alrededores del camino de circunvalación al pueblo de Campanario. El camino es conocido en el pueblo como “camino de los rojos” ya que en él estuvieron trabajando los obreros en paro de la bolsa de trabajo establecida por el Ayuntamiento republicano de Campanario en 1932.El valle del río Guadalefra formó parte del Frente Extremeño activo entre las tropas republicanas y las franquistas tras la contraofensiva lanzada a partir del 22 de agosto de 1938 por el Ejército Republicano.

Durante la guerra la pista fue reconstruida en parte por el Ejército franquista para enlazar con las sectores fortificados del frente del valle del Guadalefra. El puente de Tablillas fue reconstruido y destruido con los avances y retrocesos de las fuerzas de los dos ejércitos.

El búnker que se sitúa al lado del camino tiene una posición dominante sobre lo que fueron sus propias posiciones franquistas y formaba parte del despliegue de fuerzas de la 122 División.

En la orilla de enfrente del valle del Guadalefra se situaban las líneas republicanas, 6ª División (107 Brigada Mixta) con un sistema de fortificación más liviano y con funciones orientadas a recabar información sobre posibles movimientos.

Una pequeña etapa del Camino Mozárabe de Santiago

El conocido Camino Mozárabe lo utilizaban los cristianos que vivían en los reinos árabes para enlazar con la Vía de la Plata hasta Santiago de Compostela, siendo una de las rutas más antiguas del Camino de Santiago.

La dominación musulmana iniciada a principios del siglo VIII sobre buena parte del territorio peninsular acabaría marcando la vida religiosa de los habitantes del antiguo reino cristiano visigodo. Así, cuando se difunde la noticia del hallazgo del sepulcro del Apóstol Santiago en Galicia los cristianos que vivían en los territorios dominados por los musulmanes intentarían peregrinar hasta Compostela. Estos cristianos recibieron el nombre de mozárabes, consiguieron perseverar en su fe y aquilatar una cultura religiosa propia.

Durante los intermitentes periodos de paz entre el norte cristiano y el sur musulmán se fue fraguando el peregrinaje hacia el sepulcro de Santiago en Galicia. El itinerario seguido desde los territorios de Al-Andalus, actual Andalucía, seguía las vías de comunicación establecidas en tiempos de los romanos. Mozárabes provenientes de Almería, de Granada, Málaga o Jaén confluían en la antigua Córdoba para continuar desde allí por la importante vía de comunicación hacia Mérida.

Vías de comunicación históricas del sur y el centro de la Península Ibérica que adquirieron especial importancia durante la Edad Media ya que unían los importantes puertos de Al-Ándalus con las grandes ciudades del interior.

Los caminos más meridionales unen las ciudades de Almería, Granada, Málaga y Córdoba con Mérida, donde continúan el camino por la Ruta Jacobea de la Vía de la Plata. Desde éstos, otros senderos unen estas ciudades con las de Jaén, Ciudad Real y Toledo desde donde pueden continuar la peregrinación bien por los Camino de Santiago de Levante, bien por el Camino de Santiago de Madrid.

No se trata de rutas históricas de peregrinación jacobea, aunque en la actualidad el tramo entre Granada y Mérida es otro de los trazados en los que se está poniendo más empeño a la hora de desarrollar actividades de recuperación. De hecho, todo el recorrido está señalizado y dispone de infraestructura para la peregrinación. En los demás tramos la peregrinación es prácticamente nula; sólo el trazado entre Málaga y Baena está actualmente en fase de estudio y dotación de servicios e infraestructuras.

Esta dividido en 6 caminos de los cuales el camino de Granada a Merida pasa por nuestro municipio, concretamente la etapa de Campanario-Medellín.

Siguiendo el camino desde Castuera hace su paso por Campanario desde donde empieza la etapa Campanario-Medellín. Con una distancia de 36,5Km / 42,9Km si pasamos por Villanueva de La Serena. Quedando 828Km para concluir el camino Mozárabe. Esta etapa pasa por Campanario, Magacela, La Haba, Villanueva de La Serena, Don Benito y Medellín.

Conociendo La Serena

La Serena presenta numerosas opciones para la práctica del senderismo. Entre otras, cabe destacar la ruta que va desde Campanario hasta La Coronada, pasando por Magacela.

El itinerario combina atractivos naturales con hitos arquitectónicos, culturales y arqueológicos, como el yacimiento de La Mata, el castillo de Magacela o el molino de los caños situado en el arroyo del Molar, entre otros muchos.

Ruta

Comenzamos esta ruta de infinitas combinaciones partiendo de Campanario desde la plaza en dirección a la presa del Paredón, aconsejamos tomar el camino frente la antigua fábrica de harina y que nos lleva al paso del molino de la Nora. Una vez hayamos llegado al Paredón, podemos apreciar un bello entorno natural. Desde el aquí, en dirección a Magacela, por el camino del yacimiento arqueológico de La Mata, donde podemos detenernos a disfrutar de tal majestuosa obra protohistórica, continuamos por la vía que enlaza con la pista de Magacela y dirigirnos a esta población.

Llegamos a Magacela, al barrio de los Pajares y podemos subir al castillo, ver su dolmen, pinturas rupestres etc. (más información sobre Magacela: www.magacela.com). Siguiendo la ruta, tomamos el camino de los caños en dirección a La Coronada. Al principio irá entre paredes de piedra, siendo frecuente encontrarnos con grandes bloques de granito a lo largo del camino; al cruzar la vía del tren nos encontraremos con una bifurcación y nos encaminaremos a la izquierda hacia una caseta de ferrocarril y junto al molino de los caños, que se encuentra en el arroyo del Molar, cruzamos el citado arroyo por un pequeño puente semicircular, muy rústico, y continuamos el camino que nos llevará hasta La Coronada.

En este tramo es de destacar el paso por el arroyo del Molar, pues encontramos gran variedad de especies de flora típicas de las riberas y no es normal encontrarlas en nuestra comarca.

Desde La Coronada, volviendo por el mismo camino unos cien metros, al cabo de los cuales nos desviaremos a la izquierda, cuesta abajo y siguiendo la pared de unos establos, pasamos cerca de unos invernaderos y llegamos a la Vereda del camino de Quintana que tomaremos a la derecha coincidiendo con varios mojones que nos van indicando la dirección de la vía pecuaria; siguiéndola llegaremos a un cruce de caminos tomando el tramo de la izquierda y dejando de lado la vía pecuaria, este camino (de los Barbechos) nos conducirá directamente hasta Campanario.

Gran Recorrido por La Serena o GR-115, homologada por la Federación Española de Senderismo que pasa por Campanario

El GR-115 es un recorrido que casi alcanza los 100 Km. de longitud, atravesando, de este a oeste, los dominios de la comarca de La Serena. Por ello, se divide el recorrido, en cuatro tramos diferentes, para poder tener un comienzo y un final establecido para cada jornada.

Tramo I: Capilla-Cabeza del Buey

El primer tramo de nuestro GR comienza en la localidad de Capilla, una pequeña villa ubicada en la parte más oriental de la comarca, con uno de los castillos mejor conservados de la zona y uno de los más antiguos de la comarca. Los senderos de este tramo nos llevarán a la cercana localidad de Peñalsordo, cuya historia y museo (museo de La Octava del Corpus), nos mostrará la antigüedad e historia de estas gentes y sus pueblos.

El terreno abrupto de las sierras de Capilla, Torozo y la sierra de Las Cabras, serán los trazados más fatigosos de la Transerena (nombre con el que identificamos el GR 115), aunque sin duda alguna son los terrenos de mayor aportación de flora y fauna de este Gran Recorrido. Entre las especies avícolas podremos observar grullas, buitres leonados, cernícalos y el aguilucho cenizo, entre otros.

Una vez lleguemos a la Sierra de Las Cabras, dirección Cabeza del Buey, será allí donde disfrutemos de las mejore vistas y paisajes del recorrido, ya que la altura y la vegetación se fusionan con el resto de la naturaleza para formar paisajes imposibles repletos de vida e historia.

Tramo II: Cabeza del Buey-Castuera

Este segundo tramo, se caracteriza principalmente, por los paisajes adehesados que podemos encontrar a lo largo del recorrido.

Estos parajes son lugares primordiales para la reunión de numerosos grupos de grullas, a las que podremos observar en las épocas migratorias de otoño-invierno. Otros puntos de interés de los que podremos disfrutar son las agradables vistas del castillo-fortaleza de la orden de los templarios de Almorchón y la ermita de Nuestra Señora del Belén (S. XIII), a las afueras de Cabeza del Buey.

Tras esta primera parte del recorrido, nos adentraremos por las zonas de dehesas donde podremos ver esos grupos de grullas, anteriormente mencionados, con una mayor probabilidad.

El último recorrido de este segundo tramo de la transerena, trascurre por la sierra de Benquerencia de la Serena y Castuera. En este primer pueblo, podremos disfrutar de sus escarpadas sierras y una riqueza floral y faunística muy variada, siendo este un abrigo natural en el que podremos encontrar jabalíes, buitres y un sin fin de especies animales que conviven en las cercanías del castillo de Benquerencia.

Tramo III: Castuera-Campanario

Comenzando desde las cercanías del Salón Ovino de Castuera, nos introduciremos en la antigua Senda del Rey. Sendero que durante La mesta tuvo un importantísimo papel en la trashumancia extremeña. Este camino nos adentra en bellos paisajes adehesados, en los que la época invernal hace de ellos un auténtico comedero centenario de grullas.

Estos parajes coinciden con la conocida finca de Badija, que nos conducirá hacia zonas de dehesas más desarboladas, aunque llenas de vida. Las retamas y pastizales dan cobijo a innumerables especies animales, como sisones, grullas, avefrías, conejos, liebres, y un sinfín de especies vegetales, que sin duda hacen de esta zona un bello lugar. Pasados estos singulares paisajes, llegaremos a la localidad de Campanario, donde pondremos punto y final a este tercer tramo de la Transerena.

Tramo IV: Campanario-La Haba

El último tramo del GR-115 parte de la localidad de Campanario, siguiendo el curso del arroyo del molar. Este pequeño afluente, encuentra aplacado su caudal por una de las presas más antiguas y de mayor historia de la zona, la conocida como Presa del Molar o Embalse del Paredón. Construido en piedra en época romana, reúne en sus aguas y dominio un altísimo tesoro compuesto por numerosas aves acuáticas, anfibios, reptiles y mamíferos, convirtiendo este pequeño embalse romano en un micro-hábitat natural.

Más adelante y, todavía dentro de la localidad de Campanario, llegaremos hasta el Yacimiento de La Mata, en el que podremos observar un edificio protohistórico del s. VI a. C.

Una vez retomemos nuestro destino, dirección a la Villa de Magacela, pasaremos por terrenos de antiguas minas durante un largo trayecto a ambos lados del camino.

Con la llegada al municipio de Magacela, la historia nos atraerá dentro y fuera de la localidad a conocer las raíces de la villa, desde tiempos inmemorables. El barrio Judío, el Castillo Medieval, las Pinturas Rupestres y el Dolmen (lugar donde descansaremos), harán de nuestra estancia en la localidad un lugar idílico de cultura e historia viva.

El último trayecto lo realizaremos por la carretera que une la villa de Magacela con la localidad de La Haba, donde a las puertas de su ayuntamiento pondremos punto y final al GR-115, punto y final a la Transerena.

Senda de Los Barrancos

Senda de Los Barrancos o SLBA73 es otra ruta mas homologada por la Federación Extremeña de Senderismo que pasa por Campanario.

Una de las rutas históricas de La Guerra Civil en La Serena

La Ruta histórica Fortín del Zújar es una de las rutas de la Guerra Civil en la Serena que podemos realizar desde Campanario. Una ruta en la cual nos encontraremos con el Búnker del Río Zújar.

Para llegar a la Ruta es necesario situarse entre los kilómetros 26-27 de la la carretera Ex-115 entre Campanario a Orellana la Vieja, cerca del puente sobre el Zújar. A menos de 300 metros se abre una raqueta que conduce al badén del Zújar o vado del Espolón. Una vez cruzado el badén es necesario estacionar el vehículo por la zona. Está prohibida la circulación por la carretera que va paralela al Canal de riego del Zújar.

Cerca está instalado un panel explicativo de la Confederación Hidrográfica del Guadiana que indica que estamos en la Senda del tramo bajo del Zújar. A 2, 811 km y en dirección río abajo se sitúa la zona de descanso y paneles del fortín del Zújar. Éste fue obra de las fuerzas del Ejército franquista entre julio-agosto de 1938.

Además puede verse en el cauce del río un puente que fue construido para el paso de tropas y efectivos del que aún se conserva buena parte de su estructura. Por tanto su principal función fue la protección y defensa del paso sobre el Zújar durante las operaciones del llamado “cierre de la Bolsa de La Serena”. (El fortín se sitúa en una propiedad privada)

Campanario – La Guarda

Una ruta de senderismo cuyo recorrido, de aproximadamente 11 kilómetros, ha sido adecuada, señalizada y adecentada por el Ayuntamiento de Campanario, tras la concesión por parte del Gobierno de Extremadura de una subvención en el año 2014.

Con salida desde el Parque de la Constitución de Campanario la ruta atraviesa parte del patrimonio natural de Campanario hasta La Guarda.