La  Concejalía de Servicios Sociales y Familia del Ayuntamiento de Campanario informa de que las farmacias de la localidad tienen a disposición de nuestras vecinas la “Mascarilla-19” contra la violencia de género. 

Esta iniciativa, que puso en marcha el Instituto de Igualdad de Canarias y que ahora inicia la Consejería de Igualdad de la Junta de Extremadura en la región, aprovecha la red de farmacias existente para dar amparo a la mujer que convive con un maltratador y ofrece un lugar al que acudir sin levantar sospechas.

Una vez solicitada la “Mascarilla-19”, el personal farmacéutico llamará al 016  y se pondrá en marcha el protocolo por violencia de género.

Este frente de coordinación colectivo de las Comunidades Autónomas, según indica la portavoz de la Junta de Extremadura, Isabel Rosiña, “debe servir para frenar el posible incremento de la violencia de género ante esta situación de vulnerabilidad en el que las mujeres y sus hijos se enfrentan a un doble enemigo: el coronavirus y la violencia machista.

Por ello, esta campaña de prevención y protección tiene como objetivo facilitar la ayuda necesaria a las víctimas de violencia de género en situación de confinamiento y hace saber a los agresores que la sociedad en su conjunto está vigilante para proteger a las mujeres de toda posible agresión.

Así, la “Mascarilla-19” se convierte en un código clave para que el personal farmacéutico, una vez le soliciten este producto, realicen una llamada al teléfono de atención a las víctimas de violencia de género 016. Inmediatamente se activará el proceso  de asistencia integrado por la Red Extremeña de Atención a las Mujeres Victimas de Violencia de Género.

“Una iniciativa que permite que las victimas de violencia de género dispongan de un lugar donde solicitar ayuda y dar la voz de alarma en su farmacia más cercana de forma discreta”, ha indicado la concejal de Servicios Sociales, María Maldonado.