Las familias de los niños y niñas de Campanario nacidos a lo largo de este año han recibido un regalo personalizado para los bebés, además de una carta de parte de todos los miembros del Ejecutivo.

El alcalde y su Equipo de gobierno cumplen así con la tradicional “bienvenida” a los nuevos campanarienses, los 31 niños y niñas que han llegado al mundo durante este año tan complicado.

A causa de la situación sociosanitaria, ha sido imposible celebrar un acto presencial para festejar sus nacimientos. No obstante, la concejala de Servicios Sociales, María Maldonado, ha podido entregar a las familias sus obsequios en persona.

“Un nacimiento siempre es motivo de alegría. Para una familia significa unión, amor y comprensión. Para un pueblo significa vida y prosperidad, pues son el futuro de Campanario” ha afirmado.

El alcalde, por su parte, ha resaltado que su objetivo era “despedir estas fechas con todos ellos” y lamenta las circunstancias que no han permitido celebrar el acto. A su vez, recalca que los 31 nacimientos “son una muestra de que, a pesar de lo difíciles que han sido estos meses, la vida se sigue abriendo camino entre tanta oscuridad”.