El Ayuntamiento de Campanario quiere recordar a la ciudadanía que, ante el último incendio que se ha producido esta madrugada en varios contenedores a causa de los vertidos de ascuas de braseros en los mismos, está prohibido llevar a cabo el vertido de dichas ascuas, brasas o restos de chimeneas o braseros en los contenedores de recogida de residuos sólidos urbanos del término municipal debido a la peligrosidad que implica a todos los niveles.

Según un Informe de la Policía Local, en la madrugada de ayer ardieron los cuatro contenedores situados en la esquina de la C/ Esparteros con la C/ Villanueva, teniendo que acudir un equipo del Cuerpo de Bomberos de Castuera para extinguir las llamas.

Desde el Consistorio se pide a la ciudadanía su colaboración ante esta medida, con el fin de evitar catástrofes de mayor magnitud. Según apuntó el alcalde, Elías López: «El vertido de brasas encendidas en los contenedores puede provocar incendios que causen daños en las vías públicas y pueden afectar a personas, viviendas y vehículos.»