El pasado 25 de junio de 2020 el Comité de Gestión de la Playa de Campanario acordó por unanimidad la no apertura de la zona de baño durante la presente temporada de verano, a consecuencia de la pandemia y para evitar posibles rebrotes.

El comité fue creado en 2018 tras iniciarse los trámites para la presentación de la candidatura a Bandera Azul de la Playa de Campanario.

“Muchas mejoras e inversiones se han hecho y se seguirán haciendo hasta llegar a conseguir ese objetivo”, ha señalado el alcalde de Campanario, Elías López, quien ha informado que se han instalado paneles informativos, bandas antideslizantes, puesto de socorro, parasoles, sendas peatonales aptas para personas con movilidad reducida y la “muy importante” ampliación de la zona de baño en aproximadamente 1100 metros cuadrados, con una inversión de casi 50.000 euros.

Sin embargo, según ha subrayado el alcalde, “de poco han valido para esta temporada todos los intentos por mejorar la seguridad y las condiciones de la zona de baño en la playa. A pesar de la evolución favorable en la contención de la pandemia, no podemos ignorar los riesgos de contagio y rebrotes”.

En consecuencia y al objeto de conocer las distintas opiniones y tomar una decisión consensuada, el alcalde de Campanario convocó a los miembros que componen el Comité de Gestión de la Playa de Campanario el pasado 25 de junio.

Acudieron a la cita, además de él mismo como Presidente del Comité, los siguientes vocales: Mª Ángeles Calvo Miranda, concejala de RRHH; Juana Plaza Molina, concejala del Partido Popular; Juan Antonio Blanco García, Jefe de la Policía Local; Juan Pedro Ponce Escudero, coordinador de deportes; Andrés Balsera Barquero, gestor cultural; Mª Victoria Sánchez Gallardo, trabajadora social; Antonio Alonso Hernán Trenado, coordinador del Centro de Salud; y  Fernando Caballero Díaz, director del colegio.

Además acudieron como invitados Eva Mª Parejo Lavado, farmacéutica del Centro de Salud, y José Luis Cuadrado Sojo, técnico de Ingenatura, empresa que se ha ocupado de la asistencia técnica en la presentación de la candidatura a Bandera Azul de la playa, que acudieron como invitados.

El acuerdo adoptado por unanimidad fue la NO APERTURA de la zona de baño. La dificultad para controlar el aforo por la existencia de distintos puntos de acceso a la playa y las recomendaciones higiénico-sanitarias de difícil cumplimiento están entre las razones que más peso tuvieron a la hora de tomar esa decisión.

De igual forma, y tal y como se recomendó por los técnicos sanitarios presentes en dicho Comité, en los próximos días se instalarán carteles en la zona, mediante los cuales se recordará que el baño no está permitido y las aguas no están tratadas sanitáriamente.

Desde el propio comité se hace un llamamiento a la responsabilidad individual de cada ciudadano y ciudadana.