La corporación local, gobernada por el socialista Elías López, ha aprobado “por unanimidad” con el respaldo de Socialistas y Populares el proyecto presupuestario de 2021, con gastos e ingresos por un importe de 4.294.500 euros.

En la Sesión Plenaria celebrada hoy, día 29 de diciembre de 2020, el Presupuesto Municipal para 2021 ha sido aprobado con 7 votos a favor del PSOE y 4 votos a favor del PP, es decir, la totalidad de los concejales de la Corporación.

El presupuesto, según el Ejecutivo, “es el acuerdo más importante del año para cualquier gobierno en cualquier institución, porque se trata de poner números a lo que queremos hacer a lo largo del ejercicio. El próximo año no podremos hacer grandes inversiones, hecho por el cual disminuye el importe, pues tenemos que estar a la altura de estos tiempos tan complicados”.

Además, el primer edil señaló la relevancia de “un acuerdo histórico, en un momento histórico como el que nos ha tocado vivir”.

Las cuentas de 2021 mantienen las partidas de ayudas sociales, que pasan a ser uno de los ejes esenciales del presupuesto, debido a la situación que muchos vecinos están viviendo en la actual crisis de salud pública y, por ende, económica.

El alcalde de Campanario, Elías López, ha afirmado que “estamos en circunstancias muy excepcionales, en las que debe primar el entendimiento entre los dos grupos políticos por y para el bien de nuestro pueblo”. De la misma forma, ha recalcado “la necesidad de llegar a acuerdos mediante el diálogo para mantener la unidad, ejemplo con el que se pretende mandar un gesto al resto de líderes políticos supramunicipales”.

Además, también ha hecho hincapié en el compromiso manifestado tanto por el PSOE como por el PP. “Aún teniendo mayoría suficiente el Gobierno Municipal para aprobarlos, hemos decidido sentarnos, hablar y consensuar los Presupuestos 2021 para Campanario. Ahora más que nunca se necesitan acuerdos, certezas y unidad, y es algo que, gracias a la generosidad de los dos Grupos Políticos con representación en el Ayuntamiento hemos sido capaces de llevar a cabo. Más allá de las cesiones por ambas partes, existe una voluntad de diálogo más fuerte e importante que cualquier discrepancia ideológica”