El proyecto ‘Campanario al fresco’ tendrá como protagonistas a los vecinos y vecinas campanarienses, quienes analizarán, reflexionarán y opinarán sobre las futuras construcciones de sus calles, plazas y parques a través de diferentes sesiones y actividades relacionadas con el urbanismo público.

Así, del 16 de agosto al 6 de septiembre los habitantes de Campanario tendrán la posibilidad de detectar problemas y necesidades del espacio público del pueblo, proponer mejoras de cara al futuro a través del conocimiento y memoria de sus adultos y personas mayores, y disfrutar de talleres y juegos que permitirán integrar la percepción de los más pequeños.

La Junta de Extremadura es la institución que ha contratado y financiado el proyecto con el objetivo de defender otras maneras de hacer urbanismo público centrado en las opiniones de sus habitantes.

El plan está organizado y ejecutado por un estudio de arquitectura y urbanismo dirigido por Thais Ibarrondo Robleda.

En concreto, se realizará un Diagnóstico Urbano Participativo que analizará, junto a sus habitantes, el espacio público de Campanario a través de una serie de encuentros adaptados a diferentes edades.

La intención es crear un espacio para conversar, intercambiar historia, pensar o diseñar nuevas construcciones a realizar, al igual que realizar un planeamiento municipal que refleje las necesidades, demandas y deseos de sus vecinos y vecinas.

Dicho análisis servirá para el diseño de unas Directrices de Intervención en el Espacio Público que sirva como hoja de ruta para el gobierno local.

Además, la experiencia servirá como ejemplo para otras localidades de similares características. Campanario fue escogió por ser un pueblo que tuviera una serie de características concretas, como tener entre 5.000 y 10.000 habitantes, y que no dependiese de otras localidades cercanas, entre otras.

El proyecto, que se inició en marzo, se organizó junto al consistorio local y se mantuvo entrevistas con diferentes asociaciones locales con el fin de difundir ‘Campanario Al Fresco’ y amoldar el plan a sus gentes.

¿Cuándo y donde serán las sesiones?

Las jornadas y diferentes actividades se desarrollarán todas a partir de las 20:30 horas y se dividirán en:

  • Presentación (16 de agosto en el parque de la Constitución): se informarán y presentarán los objetivos del proyecto. Será la primera jornada de reflexión y se disfrutará de un aperitivo.
  • Mi pequeño pueblo (20 y 21 de agosto en el parque de la Constitución): a través de juegos y talleres, los más jóvenes imaginarán y crearán pueblos que respondan a los deseos y necesidades de la infancia. También analizaremos Campanario desde el punto de vista de las futuras generaciones.
  • Pueblo amable (26 de agosto en las ‘picotas’): aprovechando la costumbre de sentarse al fresco en las “Picotas”, esta jornada se mueve por el pueblo para detectar cuáles son las necesidades de las personas mayores respecto al espacio público. A través de la memoria se buscarán las claves para hacer del pueblo un lugar amable.
  • Mapeo crítico (29 y 30 de agosto en el parque de la Constitución): la sesión de trabajo se plantea como un viaje por distintos mapas y lugares de Campanario analizando los usos, cualidades y calidades del espacio público para detectar retos y problemáticas, así como proponer mejoras y nuevas posibilidades de cara al futuro .
  • Cierre y celebración (6 de septiembre en el parque de la Constitución): puesta en común de todo el material generado a lo largo del mes para realizar una valoración conjunta y establecer las prioridades respecto al espacio público de Campanario. Además, realizaremos un cierre festivo para celebrar la participación y concluir el proceso.
Tríptico del proyecto