La actividad, organizada por el Ayuntamiento de Campanario, a través de las Concejalías de Juventud y Deportes, ha contado con multitud de actividades propias de la época estival que han llegado a su punto final esta semana.

Medio centenar de niños y niñas de la localidad con edades comprendidas entre los 5 y 14 años han ocupado la mayor parte de sus mañanas, durante el mes de julio, en el Campamento Urbano de verano.

Debido a la amplia franja de edades que ha comprendido el campamento, normalmente se ha procedido a dividir a los niños en dos grupos para lograr un mejor desarrollo de las propuestas para cada día.

Gymkanas por equipos, talleres, manualidades, juegos en la piscina e incluso pesca en La Laguna, han sido solo algunas de las actividades que han realizado niños y monitores.

A diario, el campamento se ha desarrollado principalmente en las instalaciones del colegio de Nuestra Señora de Piedraescrita, en horario de 10 a 14 horas y ha ofrecido un programa muy variado. Ademas se han utilizado otras instalaciones municipales como el Pabellón Polideportivo o la recién estrenada Sala Multideportiva. Entre las actividades programadas cabe destacar la colaboración y participación de Mancomunidad Vegas Altas-La Serena y la Asociación ALREX de Villanueva de la Serena.

Como despedida, los pequeños junto a sus monitores han disfrutado en su último día aprendiendo a pescar en La Laguna y de una fiesta de despedida donde se lo han pasado en grande. En la fiesta estuvo presente la Concejala de Juventud y Servicios Sociales, María del Mar Maldonado Pajuelo, que aprovechó para dar las gracias a todos los niños participantes que han disfrutado del campamento y a los monitores encargados.

La teniente de alcalde apunta que “la experiencia ha sido todo un éxito y se ha conseguido el objetivo marcado por el Ayuntamiento: dar una alternativa de ocio a los niños y niñas de la localidad, así como permitir conciliar la vida laboral y familiar a muchos padres y madres de Campanario durante las vacaciones de verano”.