Este año la Semana Santa comenzó con buen tiempo, cielo despejado y temperaturas agradables, incluso por encima de la media, pero el mal tiempo hizo acto de presencia en la recta final de la Semana Santa en Campanario, especialmente en Viernes Santo.

Termina una Semana Santa en la que el tiempo se hizo protagonista ya que se tuvieron que suspender dos de las ocho salidas procesionales.

Aunque las previsiones de meteorología pronosticaban días de lluvia, finalmente no ha tenido tanta presencia, aunque el Viernes Santo obligaba a suspender la Procesión del Santo Entierro y La Soledad.

Las dos hermandades decidieron esperar refugiados media hora dentro de los Mártires, por si la lluvia diera tregua, pero no pudieron evitar lo inevitable.

En un ambiente emocionante de espera, desde la junta de hermandades se decidió no salir pero sí asomar las imágenes a las compuertas de los Mártires para todos aquellos que habían decidido aguantar por si la lluvia cesaba.

El numeroso público se concentró en las compuertas y pudo disfrutar al menos de la contemplación de los Pasos asomados a la entrada de la ermita.

El Alcalde y su equipo de gobierno, que tenían previsto como cada año procesionar con las hermandades del Santo Entierro y Virgen de los Dolores, acompañaron a la hermandad durante el gesto de procesión que tuvieron desde la junta directiva de las hermandades que se celebró en el interior de los Mártires como acto de penitencia.

El frio y el aire también acompañaron sobre todo en las procesiones nocturnas como la Procesión del Encuentro de Jesús Nazareno y Virgen de los Dolores, día en el cual bajaron bastante las temperaturas y aumentaron las rachas de viento dificultando los dos pasos por las calles de la localidad.

Pese a que el tiempo ha respetado el resto de salidas procesionales, en una Semana de Pasión la participación ha sido muy parecida a la del pasado año. Con un dato destacable de cada año es la implicación, cada vez más importante de la juventud en los grupos de las Hermandades.

No debemos olvidar aquí la gran participación de la Banda Municipal de Música, y las saetas de los voluntarios que estuvieron presente en muchos momentos del recorrido de las procesiones.

El acompañamiento musical de la banda, que en esta Semana Santa estrenó varias marchas, fue otro elemento más para sumar al éxito de las estaciones de penitencia de las cofradías durante la Pasión local.

No les ha sido nada fácil a ellos tampoco los recorridos, sobre todo por el temporal de frio y aire durante las procesiones nocturnas, especialmente la de Jueves Santo. Cada año ensayan semanas antes de la Semana Santa sacrificando tiempo para ensayar y aprender nuevos recitales.

El Domingo de Resurrección, a las 9 de la mañana, tras la celebración de la Eucaristía en la Parroquia, la celebración de la procesión de Jesucristo Resucitado y la Virgen María puso el punto y final a los actos de la Semana Santa 2018.

Numeroso público se había agolpado a las puertas de la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción a primera hora del día, para ver la salida de la popular procesión.

El momento culminante y más emotivo de la procesión del Resucitado fue, sin duda, el ‘Encuentro’, de la madre con su hijo resucitado, una tradición que mantiene la Hermandad en el recorrido de los dos pasos.

Con esta concluían las procesiones de Semana Santa en el municipio, un alegre desfile en el que no ha faltado el tradicional baile de los tronos.

Adiós a las vacaciones de Semana Santa y una Romería de récord. Comienza ahora una nueva espera, de más de un año, el próximo 14 de abril de 2019 volveremos a celebrarlas.

Desde el Ayuntamiento queremos agradecer y felicitar a todas las hermandades y banda municipal por su magnífica organización, éxito de público y participación en todas las actividades programadas. Ya contando los días para poder disfrutar de la próxima Semana Santa en nuestro pueblo.

Galería de imágenes – Semana Santa 2018
Banda Municipal de Música – Semana Santa 2018