Las celebraciones que no reúnan los controles sanitarios y de seguridad exigidos por las autoridades sanitarias, tales como los botellones, están prohibidos en la localidad de Campanario.

La decisión del Ayuntamiento de Campanario se adopta por motivos sanitarios y para evitar la propagación de la covid-19, ya que no se respetan las medidas de seguridad necesarias como el uso de mascarillas, el lavado de manos o el distanciamiento social, principalmente. Además, la actuación es una medida de prevención ante los nuevos brotes de contagios que han surgido en algunas localidades vecinas durante estas últimas semanas.

El alcalde de Campanario, Elías López, apela a la responsabilidad y solidaridad de sus vecinos y vecinas en relación a la no celebración de los botellones o reuniones no autorizadas mientras siga vigente la pandemia.

“Queremos hacer un especial llamamiento a los jóvenes”, especifica el alcalde, “porque es el colectivo que mayoritariamente participa en este tipo de eventos sociales y el perfil más común de los nuevos brotes de coronavirus que se están incrementando cada día en España”.